Skip to main content

Publicado por Solana Pinilla – 08/04/2024

OMS: Campaña “Mi salud, mi derecho”

En un mundo cada vez más interconectado y tecnológicamente avanzado, la salud emerge como un pilar fundamental que sostiene no solo la vida individual, sino también el bienestar colectivo de nuestras sociedades. La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su rol de guía en el panorama global de la salud, nos recuerda anualmente la importancia de reflexionar y actuar en pro de la mejora continua de los sistemas de salud a través de la conmemoración del Día Mundial de la Salud. Este año 2024, bajo el lema «Mi Salud, Mi Derecho», se pone de manifiesto un mensaje profundamente humano, incluyendo conceptos como el acceso a un servicio de salud de calidad, acceso a agua potable y saneamiento, vivir con aire limpio, desarrollarse en un entorno seguro y saludable, tener una vivienda de calidad y contar con una alimentación variada. Todos estos elementos, en su conjunto aseguran un bienestar integral, que aportan a la salud de las personas.

Este lema no solo resuena en los oídos de aquellos comprometidos con el avance de la biotecnología y la medicina, sino que también invita a toda la comunidad global a reflexionar sobre cómo las innovaciones en estos campos pueden ser un vehículo para garantizar y amplificar dicho derecho. La biotecnología, con su capacidad única para innovar en terapias, diagnósticos y soluciones sanitarias, juega un papel crucial en la materialización de este derecho. Sin embargo, enfrenta el constante desafío de ocupar un papel central en la agenda política y social de los diferentes gobiernos.

Mikrobiomik pone el foco en mejorar la calidad de vida las personas

Con motivo del “Día Mundial de la Salud”, desde Mikrobiomik, queremos recalcar su importancia. La salud es más que la ausencia de enfermedades; es el bienestar integral del ser humano. Nuestro compromiso va más allá de la investigación y el desarrollo; se enraíza en la mejora continua de la calidad de vida de las personas que sufren diversas patologías. Con un equipo altamente comprometido y especializado en el sector de la biotecnología, estamos dedicados al desarrollo de MBK-01, un medicamento biológico basado en la microbiota intestinal, que representa un avance prometedor en el tratamiento de infecciones por Clostridioides difficile. Esta bacteria, responsable de infecciones intestinales graves, representa un desafío en el ámbito de la salud, especialmente para aquellos pacientes que no responden a las terapias convencionales, y vuelven a recurrir de la infección, pudiendo esta bacteria llegar a convertirse en una amenaza para la vida de las personas.

En Mikrobiomik, trabajamos cada día con la convicción de que es posible lograr una diferencia significativa en la vida de las personas a través de la biotecnología, siempre con un espíritu de compasión, ética y excelencia. Porque al final del día, lo que nos impulsa es la posibilidad de salvar vidas y contribuir a un mundo más saludable.

Aquí es donde nuestra labor cobra valor, ofreciendo una luz de esperanza a través del programa de uso compasivo, el cual ya está en marcha para todos los hospitales de España, brindando una alternativa terapéutica a los pacientes afectados por la bacteria de Clostridioides difficile

Uso compasivo

Programa de Uso Compasivo en España

El programa de uso compasivo en España es un marco regulador que permite el acceso a medicamentos que aún no han sido autorizados, en casos donde pacientes con enfermedades graves o potencialmente mortales no tienen alternativas terapéuticas disponibles. Este programa se basa en la comprensión de que, en ciertas circunstancias, el beneficio potencial de un tratamiento experimental supera los riesgos asociados con su uso antes de la completa evaluación y aprobación por las autoridades regulatorias.

La legislación que rige el uso compasivo en España se encuentra principalmente en el Real Decreto 1015/2009. Este decreto establece los criterios y el procedimiento para el acceso a tratamientos aún no autorizados, asegurando que este acceso se realice de manera controlada y con base en la evidencia científica disponible. El proceso requiere la solicitud por parte del médico tratante, quien debe justificar la ausencia de alternativas terapéuticas adecuadas y obtener el consentimiento informado del paciente o sus representantes legales.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es la responsable de supervisar y autorizar de las solicitudes de uso compasivo. Este ente asegura que los pacientes accedan a estos tratamientos de manera segura y con el seguimiento adecuado, evaluando la información sobre la eficacia y seguridad del medicamento. De esta manera, el programa de uso compasivo se erige como un instrumento vital para ofrecer esperanza y opciones terapéuticas a pacientes en condiciones críticas, dentro de un marco legal que protege su bienestar y derechos.

La implementación del programa de uso compasivo para MBK-01 en España ha logrado llevar esperanza a pacientes que enfrentan desafíos de salud significativos, en particular aquellos diagnosticados de Clostridioides difficile, ofreciendo una alternativa terapéutica que marca la diferencia en sus vidas. Nos enorgullece no solo liderar el campo de la microbiota, sino también asegurarnos de que nuestras soluciones sean accesibles para todos aquellos que las necesitan, que hasta el momento se han beneficiado 45 pacientes de diferentes hospitales de España, son casos concretos y reales, beneficiados de este programa.

En Mikrobiomik, cada logro, cada avance nos acerca un poco más a nuestro objetivo final: salvar vidas y contribuir al derecho mundial a la salud.